Noticias

Noticias (324)

El cultivo de granadilla en Ecuador se puede encontrar principalmente en las provincias de Tungurahua, Napo, Manabí, Los Ríos, Bolívar, Azuay y El Oro. Este producto se da con facilidad en el país, pero es necesario tomar en cuenta diversos aspectos para lograr buenos rendimientos, entre ellos el control de enfermedades y la adecuación de postes que permitan a la planta crecer sin dificultades, al ser una especie trepadora. Esto es colocando postes cada cuatro plantas y extendiendo entre ellos cables que ayuden a la escalada de la planta.


Condiciones

La granadilla es una fruta que requiere de temperaturas de entre 18° y 24° para un buen crecimiento. Aunque se puede cultivar a temperaturas mayores, incluso de 34°, el exceso de calor hace que se reduzca la productividad de la planta. Hay que tomar en cuenta que no resiste mucho los vientos fuertes, por lo que podría ser necesario que el cultivo esté rodeado por barreras naturales formadas por otros árboles.

Para su cultivo es necesario tener en cuenta el tipo de terreno que se utilizará, mismo que puede ubicarse desde el nivel del mar, hasta 1.300 metros por encima. Sin embargo, son preferibles los cultivos en zonas cálidas-húmedas, a alturas de entre 100 y 600 metros sobre el nivel del mar. Requiere de suelos francos y sueltos, ricos en materia orgánica, con un pH de entre 4,5 y 6, y un buen drenaje.


Riego

Un factor importante es la existencia de agua suficiente para su desarrollo, pues de lo contrario la producción se reduce y la planta adquiere un tono amarillento de manera progresiva. En la época de crecimiento y floración es necesario un riego adicional, pues suele coincidir con la temporada de verano. El requerimiento de agua de una planta de granadilla en verano es de tres a cinco galones de agua dos veces por semana. Si bien la planta necesita agua, hay que tener cuidado con el exceso de lluvias cuando llega la época de fructificación, porque puede favorecer el aparecimiento de hongos y bacterias. (ABT)

 

FUENTE: Diario La Hora

De acuerdo a los requisitos fitosanitarios establecidos en el Protocolo de Exportación de kiwis acordados entre el Servicio Agrícola y Ganadero de Chile (SAG), y la Administración General de Supervisión de Calidad, Inspección y Cuarentena de China (AQSIQ), sólo se permite la entrada de la producción proveniente de las regiones VI, VII, VIII y IX.

Información del SAG publicada en el sitio del Comité del Kiwi de Chile indica que, ante la eventualidad de un foco de mosca de la fruta en las regiones autorizadas, la producción de las áreas reguladas deberán llevar a cabo un tratamiento en frío que se puede realizar en origen (con presencia de un inspector del AQSIQ) o en tránsito a destino para poder ingresar a este país.

De esta forma, el tratamiento de frío:

a) Se puede realizar en origen o en tránsito a destino; b) Sólo para kiwis con origen en regiones autorizadas y que se encuentren reglamentadas por Ceratitis capitata (actualmente ninguna de las regiones autorizadas tiene áreas reglamentadas); c) El tratamiento en tránsito debe ser iniciado por el SAG con posterioridad a la inspección fitosanitaria en origen; d) Consiste en 15 días consecutivos de frío a temperatura menor o igual a 0,5 °C; y e) Se recuerda que registro de calibración debe ser presentado junto al certificado fitosanitario en el país de destino.

A su vez, la fruta producida en una región autorizada y no cuarentenada, y que sea empacada en una Región cuarentenada, deberá cumplir con el correspondiente tratamiento de frío.

FUENTE: PORTALFRUTÍCOLA

El cultivo de piña en el país tiene una ventaja muy grande por las características geográficas, que permiten un buen desarrollo, principalmente en provincias como Santo Domingo de los Tsáchilas, Los Ríos, Guayas, El Oro, Esmeraldas y Manabí.

Para desarrollarlo se requiere de un suelo franco limoso, con buena luminosidad, bien aireado y con un correcto drenaje y permeabilidad.

Debe contar con una temperatura de entre 24°C y 27°C, que permita un crecimiento adecuado del cultivo, porque si la temperatura es menor o mayor a esos rangos la calidad de la fruta se reduce.

No es un cultivo que requiera de mayor cantidad de precipitaciones, pues aprovecha bastante bien el agua que recibe durante el año a través de la lluvia o el riego moderado.
Es importante que la zona del cultivo no sea proclive a largas temporadas de vientos fuertes porque esas condiciones dan pie para la aparición de hongos.

Problemas del cultivo

Hay problemas que se pueden ir identificando en el cultivo de manera temprana, a fin de corregirlos para no perder la producción.
Por ejemplo, si se nota que las hojas inferiores de la planta están arrugadas, es muy probable que haya un exceso de sequedad y calor, por lo que es necesario regar más la planta y, en el caso más extremo, cambiar su ubicación a un área más fresca.
Un cambio de ubicación del cultivo también puede ser necesario si las hojas pierden su color o se notan secas y estropeadas.

El primer caso se puede dar por la falta de luz para la planta y el segundo por no estar en un lugar debidamente resguardado. Por ello es importante identificar bien estos aspectos antes de la siembra.
Si se encuentran manchas amarillas en las hojas y se observan eventualmente insectos de color café es que la planta tiene cochinillas. Para retirarlas sin tener que aplicar fungicidas y si no se han extendido en todo el cultivo, se debe quitar cada cochinilla con un algodón con alcohol.
Si se detecta un desarrollo demasiado lento de la planta, sin el crecimiento de flores, es necesario aplicar más abono.
Recuerde tener cuidado con el exceso de agua al regar la plantación, pues la fruta resulta con un bajo contenido de azúcar y una elevada acidez. La tierra debe secarse entre una irrigación y otra. (ABT)

Fuente: Periódico La Hora

El Servicio de Inspección de Sanidad Agropecuaria (APHIS) de EE.UU., informó que ha preparado un análisis de riesgo de plagas que evalúa los riesgos asociados a la importación de cranberry fresco desde Chile a EE.UU. continental.

Lo anterior, tras recibir una solicitud de la organización de protección fitosanitaria de Chile para permitir la importación del fruto fresco a territorio estadounidense.

El aviso –publicado en el Federal Register- indica que, en base al análisis, se ha determinado que la aplicación de una o más medidas fitosanitarias designadas será suficiente para mitigar los riesgos de introducción, o propagación de plagas o hierbas nocivas a través de la importación de la fruta desde Chile.

Estas medidas son: los cranberries podrán ser importadores sólo como envíos comerciales; cada envío debe estar acompañado de un certificado fitosanitario emitido por el organismo competente de Chile; y cada envío está sujeto a inspección a su llegada el puerto de entrada en EE.UU.

El organismo puso el análisis de riesgo de plagas a disposición del público para su revisión y comentario.

“Tendremos en cuenta todas las observaciones recibidas el o antes del 11 de mayo de 2015”, indica el aviso.

“Después de revisar los comentarios que recibamos, anunciaremos nuestra decisión con respecto a la situación de las importaciones de cranberry fresco de Chile en un aviso posterior”, agregó el APHIS.

Fuente: PORTALFRUTICOLA

La Universidad de Magallanes [UMAG-Región de Magallanes y de la Antártica Chilena] ha desarrollado el primer Laboratorio de Biotecnología Vegetal, el que entregará importante apoyo a los productores de la región. Y es que la iniciativa, al mando de la Dra. Valeria Latorre Reyes, junto a un grupo de científicos de la casa de estudios superiores, apunta a masificar la flora nativa de la zona a través de la investigación y conservación de estas especies.

En concreto, el proyecto “Propagación de Frutilla silvestre (Fragaria chiloensis forma patagónica) mediante técnicas biotecnológicas”, fue adjudicado a fines de 2014 por Fondos de Innovación para la Competitividad Regional (FIC-R Aysén) y desarrollado por la Universidad de Magallanes.

De acuerdo a la investigadora –que es doctora en biotecnología y académica de la UMAG- la iniciativa surgió debido al interés por parte de un mercado regional y nacional elevado, cuyas perspectivas han sido positivas sobre todo en la Región de Aysén.

“Resulta interesante optimizar las técnicas o prácticas que aseguren la propagación y la reintroducción de la especies en sitios sobre-explotados por la colecta intensiva”, dijo Latorre a PORTALFRUTICOLA.

“La naturaleza de la morfología y fisiología esta fruta han favorecido el desarrollo científico y tecnológico, lo que ha permitido manipularla en condiciones de ambiente controlado (in vitro)”, añadió.

De esta forma, la investigadora señaló que es así como las técnicas biotecnológicas toman mayor importancia “y se presentan como una herramienta útil para lograr un mayor número de plantas sanas y con capacidad de desarrollarse en condiciones de campo”.

Asimismo, destacó que la frutilla chilena Fragaria chiloensis (L.) Duch forma patagónica, es una especie nativa que reviste interés en términos económicos.

“Esta especie, podría ser considerada un producto forestal no maderable, con importancia en los sectores productivos locales y, aunque su recolección se encuentra acotada en la Región de Aysén, está ampliamente distribuida en todo el país”, comentó.

No obstante, Latorre declaró que la intensificación de la agricultura, y especialmente la ganadería, parecen haber reducido la distribución actual de esta especie.

“Entre noviembre y enero, los pobladores solían ir a recolectarla a lugares previamente identificados. Actualmente, sin embargo, la población percibe a la frutilla silvestre como cada vez más escasa”, indicó.

En este contexto, el proyecto plantea el desafío de propagar la especie nativa de Fragaria chiloensis a través de la utilización de técnicas biotecnológicas (cultivo in vitro y Sistema de Inmersión Temporal) para la diversificación de la producción que actualmente tienen los productores de la Región de Aysén, y re-introducir experimentalmente la especie en ecosistemas degradados en los que su poblaciones han disminuido o desaparecido.

“Este proyecto significará una contribución importante para la diversificación de la producción de productos forestales no madereros de la Región de Aysén y un avance importante en la comprensión de la restauración de especies nativas en ecosistemas degradados por sobre-explotación”, declaró la investigadora.

Así, los pequeños productores podrán tener acceso a un material vegetal “de mejor calidad a través de los avances biotecnológicos. Además, tendrán la posibilidad de explorar a mediano o largo plazo la comercialización”, concluyó.

Fuente: PORTALFRUTICOLA

Lunes, 16 Marzo 2015 15:39

Atención con el suelo para el cultivo de yuca

Written by

 

La yuca es un tubérculo que ha incrementado su producción en un 52% desde los años 80, según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

En Ecuador, la provincia de Santo Domingo de los Tsáchilas es una de las principales productoras del tubérculo, aunque se la puede encontrar en la mayoría de provincias, sobre todo en las llanuras tropicales.

Un beneficio de este cultivo es que puede cosecharse entre 8 y 24 meses después de haber plantado la yuca, por lo que es importante tener en cuenta las condiciones del terreno.

Suelos

La preparación del suelo es un factor del que dependerá el desarrollo adecuado de la planta, con su consecuente alto rendimiento. Por ello se debe tomar en cuenta aspectos como que la yuca tiene una producción fuerte de raíces tuberculosas, por lo que es necesario que el terreno esté pulverizado de manera muy fina, para que pueda germinar y crecer adecuadamente. El pH ideal para estos sembríos es de entre 5,8 y 7, con una exposición a la luz solar de al menos cinco horas al día.

El suelo debe tener buenos drenajes, tanto internos como externos, con una buena nivelación que permita evitar los encharcamientos. Para la plantación es necesario organizar camellones (hileras) con distancias de entre 90 centímetros y 1,40 metros y una altura de entre 20 y 25 centímetros, de acuerdo con la variedad que se plante y el tipo de ramificación. Si el suelo no tiene un buen drenaje, la altura debe oscilar entre 30 y 40 centímetros.

Cuidados

El cultivo de yuca no requiere de mayores plaguicidas, fertilizantes y agua, pero sí necesita de una limpieza constante de malezas y malas hierbas porque estas compiten con la planta por los nutrientes del suelo, además de dar cabida al aparecimiento de insectos perjudiciales y enfermedades. La limpieza entre las plantas se debe realizar cada dos semanas aproximadamente.

Para la fertilización se puede utilizar materiales orgánicos como la gallinaza, el compost o el humus de lombriz, en cantidades de entre una o una libra y media de material por planta. (ABT)

Fuente: Diario La Hora

2

Aproximadamente 200 familias del cantón Pindal, provincia de Loja, son beneficiarias del centro de recepción, secado y limpieza de maíz de la Asociación de Productores Agropecuarios “Juntos por un Futuro Mejor”, inaugurado en días pasados.

El centro fue construido por el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (MAGAP), a través del Proyecto de Innovación Tecnológica Participativa y Productividad Agrícola, la Dirección Provincial Agropecuaria de Loja, con el apoyo de la Asociación de Productores Agropecuarios “Juntos por un Futuro Mejor”.

El vicepresidente de la República, Jorge Glas, destacó que “el centro de acopio y secado incidirá de manera directa sobre más de 3.900 hectáreas de cultivo de maíz en Pindal”, y agregó que se han dado pasos importantes contra la explotación y la intermediación que afectaban al productor maicero.

Este centro agrupa a diversas asociaciones como: Unidos Venceremos; Reina del Cisne; Virgen de Guadalupe; 18 de Agosto; Nuevo Amanecer; Unión y Fortaleza; Reina de Pindal; Socio Amigo del Guasimo; 24 de Septiembre; Unión y Progreso; Papalango; Virgen de La Merced; Reina del Carmen; Unión y Progreso; Pueblo Nuevo; Divino Niño; Misama.

En la entrega del centro a los productores estuvieron presentes el Vicepresidente de la República; el titular del MAGAP, Javier Ponce Cevallos; la gobernadora de Loja, Johanna Ortiz,  entre otras autoridades.

El monto de la obra es de un millón 295.899 dólares. La construcción empezó el 29 de noviembre de 2012 y concluyó el 31 de octubre de 2014. Se benefician 200 socios directos y 800 indirectos.

Los agricultores de la zona explicaron que la implementación servirá para evitar a los intermediarios en la comercialización, además que con ello buscarán que la producción mejore, para favorecer principalmente al pequeño y mediano productor.

Fuente: Magap

Jueves, 12 Marzo 2015 17:50

En Zapotillo entregan alimento para el ganado

Written by

1

Aproximadamente 500 familias del cantón Zapotillo, provincia de Loja, son beneficiarias de la entrega de guineo para alimento del ganado. Estas acciones las ejecuta el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (MAGAP), a través de la Dirección Provincial Agropecuaria de Loja y el Proyecto de Ganadería Sostenible.

Actualmente se han depositado 28 volquetes (cada una contiene 7,75 toneladas) con un total de 217 toneladas para 70 comunidades.

Katy Espinosa, presidenta de la Asociación de Participación Social Tronco Quemado, e indicó que lo importante es que el producto llegue a cada ganadero de acuerdo a la cantidad de animales que posee.

La entrega y distribución se coordina con los líderes o actores que están vinculados al desarrollo de la comunidad, presidentes de asociaciones, Gobiernos Autónomos Descentralizados (GAD) parroquiales, jefes y tenientes políticos y de acuerdo al número de familias, para que la distribución del producto sea equitativa.

“Estas acciones continuarán para llegar a todas las parroquias y a la mayor cantidad de comunidades y beneficiarios, para así ayudar con alimento para el ganado en el cantón”, manifestó Gonzalo Barreiro, director Provincial.

Añadió que se ha entregado guineo en las siguientes parroquias: Tronco Quemado, Garza Real, Limones, Zapotillo y Paletillas. En los próximos días está prevista la entrega en Bolaspamba, Mangahurco y Cazaderos.

Fuente: Magap

Un investigador de la Universidad de Indiana, EE.UU., y sus colaboradores publicaron el primer análisis exhaustivo de las bacterias intestinales que se encuentran en las abejas reinas.

Abejas/IU Bloomington Newsroom

Abejas/IU Bloomington Newsroom

De acuerdo al estudio “Characterization of the honey bee microbiome throughout the queen-rearing process” -publicado en la revista Applied and Environmental Microbiology- el desarrollo del microbioma en las abejas melíferas es contrario al desarrollo del microbioma en muchos mamíferos.

“En muchos animales, la transmisión del microbioma proviene de la madre”, dijo la co-autora del estudio, Irene L.G. Newton, quien es profesora asistente de biología de la Universidad de Indiana.

“En el caso de la abeja melífera, se encontró que el microbioma en las abejas reinas no reflejaba el de las abejas obreras, ni siquiera en la descendencia de la reina o sus ayudantes. De hecho, las abejas reinas carecen de muchos de los grupos de bacterias que son considerados como el núcleo del microbioma de las obreras”, añadió.

Y es que las abejas melíferas adquieren sus bacterias intestinales tanto del entorno como de su contexto social, fenómeno conocido como “transmisión horizontal”. Así, en una colonia sana, las abejas obreras suelen adquirir sus bacterias intestinales a través de la interacción con los microbios dentro de la colmena, incluyendo la materia fecal de las abejas adultas. Mientras, el aislamiento de la reina de la suciedad y la mugre de la vida cotidiana en la colonia puede explicar la diferencia en su microbioma.

Además, y a diferencia de otras abejas, las reinas continúan consumiendo jalea real hasta su madurez, en lugar de la miel y el “pan de abeja” que es consumido por las obreras.

“De alguna manera, el desarrollo del microbioma de la abeja reina refleja el de las obreras, con las bacterias asociadas al desarrollo larval de la reina parecidas a las encontradas en las larvas de las obreras”, dijo Newton.

“Pero, en el momento en que maduran, las reinas desarrollan un microbioma distinto del resto de la colonia”, agregó.

Cabe señalar que el estudio de Newton siguió el desarrollo del microbioma de la abeja reina en cada punto del proceso de cría comercial, desde la etapa larval hasta su emergencia como adultos capaces de reproducirse. Asimismo, los científicos estudiaron la interacción de las poblaciones de obreras con las reinas en cada momento de su desarrollo, incluida la introducción de las reinas a las nuevas colonias, una práctica común en la apicultura comercial. Al final del proceso, el ADN recogido de las tripas de las abejas fueron secuenciados y analizados.

A raíz de lo anterior, el estudio sugiere que las prácticas de la apicultura moderna en la que las abejas reinas regularmente son removidas de sus colonias de origen y se introducen en nuevas colmenas, no perjudica la salud de la colonia.

“La investigación no proporciona evidencia de que los apicultores que reemplazan regularmente sus reinas provenientes de fuentes genéticas externas perjudiquen sus colonias mediante la interrupción de la micro-fauna del intestino de una colonia en particular. En muchos sentidos, estas conclusiones son muy tranquilizadoras para el sector de la apicultura y la producción comercial”, indicó.

Dato

La Apis mellifera -o abeja melífera occidental- contribuye de manera significativa a la agricultura, ayudando en la polinización de uno de cada tres alimentos a nivel mundial. La comprensión del rol de los microbios en la productividad de las abejas reinas y la salud de las colonias de abejas puede proporcionar información decisiva sobre el declive de las abejas en los últimos años, con pérdidas de colonias de hasta un 40% en invierno.

Fuente: www.portalfruticola.com

Los llamados corredores agrícolas, que permiten conectar varias zonas para potenciar la economía, también pueden contribuir al desarrollo rural en países de bajos ingresos atrayendo capital privado e inversiones a gran escala, según un informe divulgado hoy por la FAO.

La Organización para la Alimentación y la Agricultura de las Naciones Unidas (FAO) destacó que estos proyectos en territorios conectados por líneas de transporte tienen un "potencial para el desarrollo sostenible que ha permanecido en gran parte sin explotar.

Esa idea, que ya estaba presente en la antigua Ruta de la Seda, ha tomado nuevas formas en las últimas décadas, de acuerdo al estudio, que analiza tres programas avanzados en Asia central, la subregión del río Mekong en el sudeste asiático y Perú; y tres nuevos en Indonesia, Mozambique y Tanzania.

La economista especializada en negocios agrícolas de la FAO Eva Gálvez aseguró a Efe que esos megaproyectos mueven miles de millones de dólares de presupuesto y pueden reducir el costo del transporte a veces hasta en un 80%, abaratando de esta manera los precios de los productos para los consumidores.

Si tradicionalmente estos programas se han utilizado para mejorar el funcionamiento de los mercados o para conectar los puertos con las minas, Gálvez instó a hacer planes "más inteligentes" para aprovechar mejor las oportunidades agrícolas.

En Asia, la experta española recordó que se han fomentado las inversiones conjuntas en China, Tailandia, Laos y Birmania; y el comercio entre aquellos países del centro que no tienen salida al mar.

En frica, donde se ha observado a partir de esas iniciativas un aumento del comercio exterior y de los ingresos de los productores de hasta el 30 %, la participación de las autoridades y los agentes locales ha supuesto desafíos adicionales, como la forma de explotar la tierra, apuntó.

La economista recalcó que en ese continente, donde la mayor parte de la tierra es comunal, se crearon bancos de tierra con el objetivo de consensuar con las comunidades qué tierras estaban disponibles para los productores y las infraestructuras.

En Perú, el año pasado culminó un proyecto de corredores en torno a ciudades intermedias como Tarapoto, en la selva, o Ayacucho, en los Andes, con el objetivo de mejorar las carreteras y desarrollar los puertos para vender los productos agrícolas dentro y fuera del país.

En ese caso, Gálvez explicó que se creó un centro de servicios económicos no financieros donde se proporcionó información y se identificó a posibles inversores, a quienes "se ayudó a vincularlos con productores" y a crear entre ellos una "relación de confianza".

Según el informe, Perú es ahora el tercer mayor exportador mundial de alcachofas, procesadas en varios de esos corredores.

A juicio de Gálvez, en los últimos años el desarrollo agrario ha quedado relegado a un segundo plano en estos proyectos por tener un impacto más a largo plazo, mientras crece la necesidad de un mayor apoyo internacional e instituciones capaces de llevar a cabo los proyectos y tomar decisiones "más informadas".

En otro país sudamericano, Ecuador, el gerente del programa nacional del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) de la ONU, Jesús Quintana, aseveró a Efe por teléfono que en este momento hace falta repensar el concepto de corredor.

Este planteamiento "tuvo su momento" en países como Ecuador, Bolivia o Perú, si bien ahora está en juego "una visión más nacional de arriba abajo", dijo Quintana, que explicó que en el caso ecuatoriano se está evitando que haya núcleos territoriales que puedan suponer una "discriminación" frente a otros.

Fuente: El Economista