Print this page
Lunes, 14 Diciembre 2015 13:34

El cultivo de la col, con atención en la humedad que necesita

Written by 
Rate this item
(0 votes)

La col es adaptable a suelos alcalinos, con un pH de entre 5,5 y 6,5. Se la debe cosechar con varios cuidados.

En Ecuador la col se cultiva principalmente en el callejón interandino, sobre todo en las provincias de Pichincha, Imbabura, Tungurahua, Cotopaxi, Chimborazo, Azuay, Loja y Cañar. Por sus características prefiere los climas de templados a frío con temperaturas de entre13°C y 18°C. Esta planta tiene tan buena adaptabilidad a los climas fríos que incluso puede soportar ligeras heladas de hasta -7°C.

Este cultivo requiere de una luminosidad de entre cuatro y nueve horas de sol diarias, adaptándose bien a alturas desde 2.000 y hasta 3.000 metros sobre el nivel del mar.

Para la siembra se necesitan suelos húmedos, con buena profundidad y drenaje adecuado el terreno debe tener un pH ubicado entre 5,5 y 6,5 y una buena proporción de materia orgánica y nutrientes, sobretodo fósforo, a fin de lograr una buena producción. La textura de los suelos puede ser franco arenoso o franco arcilloso.

Las plantas de col tienen buen desarrollo en suelos alcalinos por lo que se puede preparar el terreno con cal antes de la siembra, sin embargo este proceso se puede suprimir si en el suelo se había sembrado antes fréjol. 

Humedad

Cuando se vaya a sembrar es importante tomar en cuenta el inicio de la temporada de lluvia ya que es un cultivo que requiere de una buena cantidad de agua y la lluvia es un aliado cuando no se dispone de un sistema de riego, que de preferencia debe ser por aspersión.

La col necesita de una precipitación de entre 700 y 1.200 milímetros distribuidos durante el periodo vegetativo, principalmente cuando se está formando el repollo. Este cultivo tiene un ciclo vegetativo que dura de tres a cuatro meses desde la siembra hasta la cosecha.

Si bien la col necesita agua es importante no caer en excesos de humedad porque se puede perjudicar con la aparición de enfermedades.

Para cosechar la col es recomendable hacerlo cuando este tierna, con un cuchillo limpio y afilado, procurando retirar las hojas exteriores, de preferencia a las primeras horas de la mañana, antes de que llegue el sol. Otra opción es sacarlas de raíz para evitar que se desarrollen enfermedades en el terreno. (ABT)

FUENTE: DIARIO "LA HORA"

Read 496 times
Super User

Latest from Super User