Lunes, 23 Noviembre 2015 15:18

Mal de Panamá: Un sólo clon del hongo Fusarium pone en jaque a la industria del banano

Written by 
Rate this item
(0 votes)

Investigadores de la Universidad y Centro de Investigación Wageningen (Wageningen UR) demostraron que un mismo clon del hongo Fusarium que provoca el Mal de Panamá, está infestando bananos Cavendish en varios países alrededor del mundo.

Lo anterior demostraría que el clon conocido como Raza Tropical 4 (Tropical Race 4 –TR4), continúa propagándose a pesar de las medidas de cuarentena, con resultados devastadores para los productores de banana.

El Mal de Panamá -provocada por el hongo Fusarium oxysporum– se registró por primera vez a finales del siglo XIX. El cultivar ‘Gros Michel’, que durante años fue la variedad más exportada a nivel mundial casi sucumbió entre las décadas del 40 y 50, siendo reemplazado casi totalmente por ‘Cavenish’, resistente a las cepas más extendidas por ese entonces.

Sin embargo, la aparición de la cepa TR4 en la década del 60 comenzó a afectar las plantaciones de Cavendish, así como otras variedades locales, en regiones tropicales.

Hay que señalar que el hongo ataca a la planta desde la raíz, donde el patógeno coloniza el xilema y avanza hacia el rizoma, y eventualmente mata a toda la planta. Huertos de banano infestados con el hongo pueden permanecer contaminados por años, por ello no es posible plantar nuevas plantas en aquellas parcelas ya que éstas se infestan también.

Actualmente no hay medios de lucha contra la enfermedad. Sólo las medidas de cuarentena pueden prevenir a las plantaciones de banano de la infestación.

Para llegar a sus resultados, los investigadores de Wageningen UR analizaron el ADN de muchos ejemplares de hongos procedentes de ocho países en los que el hongo ha sido identificado recientemente, entre ellos Jordania, Líbano y Pakistán, con el fin de rastrear cómo el Mal de Panamá ha llegado a extenderse a diferentes lugares del mundo.

La investigación puso de relieve que las cepas del hongo que fueron recogidas son genéticamente idénticas. Es decir, las cepas son clones.

“Esta investigación demuestra que las medidas de cuarentena y la información proporcionada en todo el mundo, al parecer no han tenido el efecto deseado”, comentó Gert Kema, experto en bananas del Wageningen UR.

De acuerdo a lo informado, no sólo la cepa TR4 es un clon; todos los bananos Cavendish comparten los mismos genes.

“El banano Cavendish es muy susceptible a TR4. Por lo tanto, el hongo se puede propagar fácilmente debido a la monocultura mundial de banano Cavendish”, señaló Kema.

“Es por eso que tenemos que intensificar las campañas de sensibilización para llegar a los pequeños productores, con el fin de ayudarlos en el desarrollo e implementación de medidas de cuarentena que impidan que el hongo siga propagándose”, agregó.

Kema, junto a su equipo, está trabajando con un gran número de socios en diferentes lugares del mundo para desarrollar soluciones a corto plazo para la gestión del Mal de Panamá.

“La capacidad de identificar rápidamente las plantas de banano y suelos infestados es extremadamente importante en este sentido. Sin embargo, eventualmente tendremos que encontrar una solución a largo plazo, sobre todo en la resistencia del huésped, que sólo puede ser desarrollada mediante fuertes alianzas multidisciplinarias con diferentes socios y la industria”, destacó Kema.

Los resultados de este estudio fueron publicados en la revista científica PLOS Pathogens.

Dato

La investigación fue llevada a cabo por Wageningen UR, en cooperación con la Universidad de Queensland y la Diversidad Arrays Technology Pty Ltd en Australia, y la Universidad de Florida en EE.UU.

Fuente: Portalfruticola/visagro.com

Read 482 times