Jueves, 29 Octubre 2015 13:56

El manejo del pasto determinante para la producción lechera

Written by 
Rate this item
(0 votes)

El cambio de pasto maduro a tierno puede mejorar el rendimiento.

Un pasto muy crecido podría dar la sensación de mucho alimento para el ganado, sin embargo en este caso cantidad no es igual a calidad. En el país existen cerca de 2 millones de hectáreas de pastos, por lo que Juan Pablo Grijalva, gerente de la Asociación de Ganaderos de la Sierra y el Oriente (AGSO) explicó que es fundamental que se aprenda a utilizar correctamente estos pastos a fin de obtener una mejor producción lechera, es decir “que los animales lo coman cuando debe ser comido”. Si esto se logra la producción puede crecer a un costo más bajo que el habitual, pues se necesitarán menos insumos y se maximizará el uso del pasto, para dar granos en forma estratégica a determinados animales.

Grijalva aseguró que al momento la rentabilidad de los ganaderos es muy baja por los costos, tomando en cuenta que el costo de producción de un litro de leche está entre los 40 centavos y el precio de venta directa está entre 42 y 48 centavos.

Relación costo beneficio

Según un estudio de la empresa neozelandesa Cropmark Seeds, cuando un pasto está algo corto, con un 16% de materia seca y tiene 27% de proteína, acumula además 12,5 megajoules de energía, 30% de fibra y tiene una digestibilidad del 77%. Si el mismo se madura un poco la proteína baja 21%, la digestibilidad a 73% y la fibra sube al 38%, y así sucesivamente por lo que será más costos suplir la deficiencia del manejo de los pastos con sobre alimento.

Algunas estimaciones teóricas dicen que si por ejemplo en una propiedad donde se producen 100 litros de leche diarios y los animales consumen un pasto relativamente maduro, el cambio a pasto tierno incrementa la producción a 130 litros diarios aproximadamente, es decir un 30% sin necesidad de suplementos.

Manejo del pasto

Es importante que el pasto crezca la mayor cantidad de veces durante el año, con la utilización de fertilizantes y el manejo adecuado del agua, sin caer en escases ni en excesos en el riego, disponiendo además de suelos bien drenados.

También se necesita saber cuántos animales pueden comer ese pasto y el tiempo en el que deben permanecer en el potrero.

La elaboración de silos también es una práctica recomendable con el almacenamiento de la hierba para los momentos de poco alimento. (ABT)

FUENTE: Diario La Hora/ visagro.com

Read 407 times Last modified on Jueves, 29 Octubre 2015 14:01