Jueves, 20 Agosto 2015 13:46

Ojo con la temperatura y la humedad en su cultivo de melón

Written by 
Rate this item
(0 votes)

El cultivo de melón tiene la ventaja de poder implementarse en la mayoría de tipos de suelo, pues no es muy exigente en este aspecto, sin embargo es recomendable evitar ubicarlo en suelos muy compactados, demasiado arcillosos o con mal drenaje. Es importante que se analice el suelo para evitar que el cultivo se afecte por un exceso de acidez o de salinidad y verificar que disponga de un buen contenido de materia orgánica. También hay que tenerlo limpio de malezas perennes porque afectan el rendimiento del cultivo.

Humedad y temperatura

Dos requerimientos que sí son determinantes en la siembra de melón son la humedad y la temperatura. El melón es resistente a la sequía y sufre cuando hay una elevada humedad relativa, por lo que la humedad del ambiente debe ubicarse ente 60% y 70%.

Una humedad por encima de esos niveles da apertura al aparecimiento de enfermedades fungosas que dan como resultado frutos con menor tamaño y una calidad menor, que implica pulpa pálida y sabor insípido.

En cuanto a la temperatura, una media anual de entre 22°C y 32°C permiten un buen desarrollo del cultivo. Es bueno procurar que el sembrío no se ubique en zonas que puedan llegar o superar los 35°C porque se producen quemaduras en los frutos, con eventuales marchitamientos temporales de las guías. El frío excesivo está totalmente contraindicado, pues las heladas por más leves que sean destruyen por completo el follaje de la planta.

Por otro lado, la luminosidad debe ser alta porque incide en la calidad de los frutos.

Siembra

Prepare el terreno con un arado de discos a unos 40 centímetros de profundidad. De acuerdo a la posición del suelo, será necesario parar una rastra una o dos veces para nivelar el área.

Prepare camas de 1,6 a 1,8 metros. Antes de sembrar riegue el terreno para proveerlo de suficiente humedad para que germinen las semillas, que deberán colocarse a una profundidad de 2,5 centímetros, acompañada de unos gránulos de nematicida para desinfectarla, utilizando guantes.

Luego se debe aplicar los fertilizantes en dosis de entre 10 y 15 kilogramos por hectárea.

FUENTE: PORTALFRUTICOLA

Read 512 times Last modified on Jueves, 20 Agosto 2015 13:49