Martes, 18 Agosto 2015 16:07

Controle la humedad en su cultivo de zucchini

Written by 
Rate this item
(0 votes)

El calabacín o zucchini se desarrolla en lugares con temperatura cálida de entre 20°C y 32°C. En el país se puede encontrar en zonas como el valle de Tumbaco, en Pichincha, determinadas partes de las provincias se Imbabura, Tungurahua, Loja, Cañar, Chimborazo, Pastaza, Azuay y Galápagos.

Este cultivo requiere de una humedad relativa del aire balanceada con la del suelo para evitar que los frutos se desarrollen con deformidades. Si la humedad es muy alta se dan la posibilidad del desarrollo de enfermedades, con la consecuente diminución del rendimiento de la planta. Así, la humedad del suelo debe ubicarse entre 70% y 80% y buscar sector de la siembra con la humedad ambiental propicia para el balance entre ambas, recordando que el zucchini demanda de mucha agua pata su desarrollo. Una recomendación para mantener la humedad es la aplicación de paja alrededor de la planta, lo que además le da un lugar donde descansar a los frutos.

Los suelos

Los terrenos que mejor se adaptan a este cultivo son los franco-arenosos, profundos y bien drenados, sin embargo es posible encontrar buenos crecimientos en todo tipo de suelo. El pH adecuado debe oscilar entre 5,6 y 6,8, es decir, suelos ligeramente ácidos, aunque se puede adaptarse bien a un pH entre 5 y 7. Los terrenos de la siembra de zucchini deben estar ubicados en zonas con buena luminosidad ya que este cultivo requiere de una buena dosis de sol diario para aun aumento de la cosecha, que dependiendo de las condiciones ambientales se puede lograr en el lapso de 45 a 50 días.

Por la rapidez de su ciclo vegetativo necesita de una buen balance nutricional del suelo por lo que es importante la aplicación de abono foliar en intervalos de 10 días entre una y otra aplicación.

La siembra

La propagación de este cultivo se hace mediante semillas que se pueden sembrar durante todo el año, sin embargo es preferible dejar pasar las épocas demasiado lluviosas, pues esa temporada es más propensa al ataque de enfermedades, por lo que es preferible esperar a las épocas de temperaturas moderadas no lluviosas.

El método más recomendable de siembra es directamente encima de camellones utilizando una semilla por nido a una profundidad de entre 2 y 4 centímetros. Las distancias adecuadas para la siembra es de entre 1 metro por 80 centímetros, hasta 1,20 por 1,20 metros, siendo más apropiada la última porque le brinda suficiente espacio de crecimiento al cultivo. (ABT)

FUENTE: DIARIO LA HORA

Read 471 times