Lunes, 12 Enero 2015 14:02

Mejoran la genética del cerdo “criollo”

Written by 
Rate this item
(0 votes)

Urcuquí. El cerdo ibérico, proveniente de España, es uno de los animales más apetecidos a nivel mundial, por sus derivados, como el jamón, pernil, entre otros productos de consumo alimenticio.

Este animal de raza pura, al llegar a países de América en época de la conquista española, se cruzó con otras especies, generando un cerdo denominado “criollo”.

En Imbabura, especialmente en la parroquia de Tumbabiro, en Urcuquí, alrededor de seis comunidades integran el proyecto de mejoramiento genético del cerdo “criollo”. Desde hace cinco años trabajan en la crianza de este animal de manera adecuada y hace algunas semanas ganaron fondos concursables (5.000 dólares) por parte de La Prefectura, para continuar con el emprendimiento.

El proyecto global asciende a los 18 mil dólares, con la contraparte en adecuaciones de granjas por parte de los productores.

Jorge Fuentes, técnico del proyecto, enfatizó en que es importante trabajar en la genética del porcino para producir carne de mayor calidad para el consumo humano.


Mejoramiento genético

“Queremos la pureza del cerdo”, dijo Fuentes, en relación al proceso de cruces que ha sufrido el cerdo “criollo” en el país. Usualmente, para diferenciar a este tipo de porcino, el experto indicó que el animal de piel con pigmentación negra es el que mejor se adapta a los cambios climáticos y da mejor calidad de carne, en comparación al de cuero rosado.

Hace cinco años, técnicos especializados de España viajaron al país para una observación visual de las características físicas de 400 cerdos. “Visualmente se seleccionaron muestreos de distintas provincias, como Carchi, Imbabura, Manabí…”. Posterior a esto, se tomó muestras de los pelos de los porcinos para verificar su genética en el país ibérico, con la finalidad de ejecutar una caracterización para saber cuál de estos ejemplares es el más parecido al cerdo de España.

El resultado de la investigación, semejante a una prueba de ADN, se llevó a cabo el muestreo genético de 100 animales y 12 cerdos resultaron ser los más próximos o emparentados a la especie ibérica. Los mismos se trajeron hacia el país para constituir un centro experimental en la zona.

Para el mejoramiento genético del cerdo, especialmente en Tumbabiro y las seis comunidades: Chiriguasi, Pijal Alto, San Pedro, Larcacunga, Carbugán y la asociación “La Gangotena”. La Diputación de Huelva, ha venido aportando con alimentación, prácticas sanitarias y educación sobre crianza.


Manejo básico y sanitario

El cerdo “criollo” negro debe tener un calendario de desparasitaciones, vacunaciones y vitaminas y tratamientos. Es responsabilidad del productor mantenerlo de esta manera. Tiene mala fama de transmitir enfermedades, como la triquina; sin embargo, el animal es uno de los más limpios. “El mal manejo del porcino por parte de sus productores, deriva la transmisión de enfermedades”, agregó el técnico.

Los productores deben proveer de pasto, balanceados y, de ser posible, evitar darle restos de otras especies, pues en esto consiste la dieta del animal. “Hay que evitar la contaminación que se puede originar en el torrente sanguíneo del cerdo”, aseguró

Con el cruce de estos animales se espera que en aproximadamente tres años se siga criando a porcinos que no tengan manchas blancas, abundante pelaje o sean deformes en función de tener una mejora genética.

El programa de mejoramiento genético, tiene aproximadamente 80 especies areteados que servirán como reproductores, además de tener cerdos de engorde que serán comercializados.

Para el involucramiento de las comunidades de la zona y Tumbabiro, se distribuye una o dos lechonas negras, con el objetivo de que el proyecto sea sustentable en el sector.

María Pilacúan, criadora de porcinos, considera que la crianza de los cerdos “criollos” permitirá solventar la economía de los hogares. “Ahora sabemos los procesos adecuados para alimentar al porcino negro. El próximo año se ejecutará el programa, pero esperamos beneficios para todos”.

Beneficios

En Tumbabiro, al ser una población en la que su principal fuente de ingresos es el turismo, permitirá la comercialización de la carne del cerdo sin intermediarios: “un cerdo blanco vale alrededor de 250 dólares y el negro 150 dólares. No tiene razón de ser, porque los intermediarios se aprovechan de este valor solo por la pigmentación”, explicó el técnico.

Las 30 personas beneficiarias de la investigación se proyectarán en la venta del animal y la carne para el consumo humano. Jenny Rivera, presidenta del Gobierno Autónomo Parroquial de Tumbabiro, afirmó se dará seguimiento técnico a las personas que se dedican a esta actividad.

“La agricultura ya no da utilidad, por lo que hemos decidido apoyar iniciativas sobre crianza de animales o artesanías”. (REKS)

Tome nota

El cerdo de pigmentación negra, es más resistente a los cambios climáticos y provee carne de calidad, a diferencia del porcino con piel blanca.

Dato

El proyecto tratará de mantener la mejora genética del cerdo “criollo” comparado con su par en España, animal reconocido mundialmente por proveer el mejor jamón a nivel mundial.

Cifra

00 cerdos criollos a nivel nacional fueron sometieron a una observación visual y muestreo para determinar su ADN.

Frases con cara

“Queremos obtener la pureza del cerdo”.
Jorge Fuentes, técnico del proyecto.
“Tenemos los lineamientos para mejorar la crianza del porcino”.
María Pilacúan, beneficiaria.
“Apoyaremos todas las iniciativas sobre crianza de animales”.
Jenny Rivera, presidenta GAD parroquial Tumbabiro.
“Ahora sabemos que podremos comercializar la carne del cerdo”.
Gladys Heredia, beneficiaria.
“El proyecto reactivará económicamente las familias del proyecto”.
Alexandra Heredia, beneficiaria.

Fuente: La Hora

Read 631 times